Accueil Non classé Assange, una piedra en el zapato?

Assange, una piedra en el zapato?

0
0
34

En varias ocasiones el presidente Lenín Moreno se ha mostrado incomodo respecto al caso de Julian Assange. Ha dicho que es una piedra en el zapato, que no le agrada su presencia en la embajada, que Assange no goza del respaldo del presidente y que tiene que pagar una pena.[1] En entrevista para CNN señaló que Assange hace cosas incorrectas y que preferiría que se entregue a la justicia británica. El 5 de diciembre de 2018 el presidente Moreno designó a Jaime Marchán Romero como nuevo embajador del Ecuador en el Reino Unido. Marchán Romero es considerado uno de los diplomáticos más experimentados del servicio exterior y al parecer su misión principal será resolver el caso de Julian Assange.

Este movimiento de la diplomacia ecuatoriana ocurre a días de que la oficina del Fiscal del Distrito del Estado de Virginia hiciera públicos –por error- extractos de un documento secreto en el que se preparaba una acusación en contra de Assange. Los medios estadounidenses ya habían señalado que se estaba preparando un proceso para acusar al fundador de WikiLeaks.[2] Recordemos que en 2010 WikiLeaks hizo público los documentos secretos que revelaron crímenes de guerra del ejército americano en Irak y Afganistán. Donald Trump no escondió en ese momento su deseo de que Assange fuera ejecutado.[3]

Añadir a este escenario complejo las supuestas visitas de Paul Manafort, exdirector de campaña de Donald Trump, a la embajada ecuatoriana en el Reino Unido en los años 2013, 2015 y 2016. La revelación de estas reuniones fue publicada por The Guardian y parecen no tener sustento. La duda surge luego de que los nombres de Luke Harding y Fernando Villavicencio, responsables del artículo, fueron borrados de la edición en línea. Artículo que tenía como título inicial “Manafort mantuvo conversaciones secretas con Assange en la Embajada de Ecuador” y que luego fue modificado añadiendo al título “según fuentes”.[4]

La periodista Carmen Aristegui de CNN preguntó al presidente Moreno al respecto del señor Manafort. Desprolijamente el presidente Moreno reconoció que mantuvo una reunión con Manafort quien se presentó como inversionista. La periodista insiste sobre las presuntas reuniones de Manafort y Assange, Moreno desorientado por la pregunta contesta que no sabe nada. Más adelante declara que el hecho “pudo haber ocurrido” justificando burdamente que “Assange tenía dentro de la embajada a gente que pertenecía al gobierno anterior y que seguramente le estaban ayudando en sus cosas.” La periodista al filo del asombro le repregunta sobre el significado que tendría para el Ecuador que algo así hubiera ocurrido en la embajada ecuatoriana, Moreno no atina a medir el peso de sus palabras y la periodista no puede disimular el asombro ante lo elemental de la explicación del presidente. Cuando Moreno dice que el país le importa un bledo, definitivamente no es una broma.

En estos días Maired Maguire activista por la paz (premio nobel de la Paz en 1976) en una carta dirigida al Comité del Premio Nobel de la Paz en Oslo aboga por la nominación de Julian Assange al Premio Nobel de la Paz de 2019. Considera que este gesto le blindaría frente a las amenazas que se ciernen sobre él y permitiría redescubrir la verdadera definición del galardón. Entre sus argumentos señala que “en los últimos meses, los Estados Unidos han aumentado la presión sobre el gobierno ecuatoriano para que le quite sus últimas libertades. Ahora se le impide recibir visitas, recibir llamadas telefónicas u otras comunicaciones electrónicas. Esto ha puesto una gran tensión en la salud mental y física de Julian. Es nuestro deber como ciudadanos proteger los derechos humanos y la libertad de expresión de Julian, ya que él ha luchado por los nuestros en un escenario global.” Además expresa su temor de que un hombre inocente sea deportado a los Estados Unidos donde se enfrentará a un encarcelamiento injustificado. Y añade que “si Estados Unidos tiene éxito en su plan de extraditar a Julian Assange, para que se enfrente a un Gran Jurado, esto silenciará a los periodistas y denunciantes de todo el mundo, por temor a las terribles repercusiones.”[5]

En este contexto de qué lado de la historia va a jugar la diplomacia ecuatoriana?

Carlos Guevara Ruiz


[1] Lenín Moreno: ‘Esta hecho el camino para que el señor Assange tome la decisión de salir a una casi libertad’, El Comercio, 6 de diciembre de 2018

[2] WikiLeaks : des procureurs révèlent par erreur l’inculpation de Julian Assange aux Etats-Unis, Le Monde 16 novembre 2018.

[3] Pour Julian Assange, Le Monde Diplomatique, décembre 2018.

[4] L’honneur perdu du « Guardian » ?, Le Monde Diplomatique, Janvier 2019.

 

 

 

 


[1] Lenín Moreno: ‘Esta hecho el camino para que el señor Assange tome la decisión de salir a una casi libertad’, El Comercio, 6 de diciembre de 2018

[2] WikiLeaks : des procureurs révèlent par erreur l’inculpation de Julian Assange aux Etats-Unis, Le Monde 16 novembre 2018.

[3] Pour Julian Assange, Le Monde Diplomatique, décembre 2018.

[4] L’honneur perdu du « Guardian » ?, Le Monde Diplomatique, Janvier 2019.

Charger d'autres articles liés
Charger d'autres écrits par miopinion
Charger d'autres écrits dans Non classé

Laisser un commentaire

Consulter aussi

Ecuador: crisis de la izquierda?

En 2017 Lenin Moreno fue elegido con un programa de continuidad al gobierno de la revoluci…