COYUNTURA

0
0
30

Los últimos acontecimientos que sacuden la ya agitada política del Ecuador han generado una serie de reacciones que merecen ser comentadas. Mientras el gobierno ecuatoriano recogía las “treinta monedas” que dejó la visita de Pence, el agencioso Fiscal preparaba la solicitud de prisión preventiva para el expresidente Rafael Correa y el martes 2 de julio 2018 la Jueza Daniella Camacho acogió el pedido del Fiscal. Apenas difundida la noticia, unos descorchaban el champagne y otros se auto-convocaban por las redes sociales a una movilización de apoyo al expresidente. La respuesta fue contundente y el jueves 5 la gente se lanzó a las calles de Quito para protestar contra el gobierno de Moreno.

Moreno es el presidente, pero es evidente que ha perdido la capacidad de gobernar. Cuando le dejan expresarse repite torpemente el cansino guion de la derecha, o en su defecto no falta la lumbrera que tiene como secretario para hacer el mismo sainete con incomparable talento. Efectivamente, Moreno ha servido de caballo de Troya para instalar en el poder a oportunistas de toda ralea. Todos los resortes de la propaganda pública y privada al servicio del gobierno se han activado, primero para disimular la inoperancia de Moreno y luego para esconder el viraje neoliberal del gobierno. Pero lo más llamativo ha sido la violencia de ciertos responsables políticos, intelectuales y periodistas contra el expresidente Correa. El odio de clase contenido en ciertas declaraciones, editoriales y comentarios en las redes sociales debe ser un hecho inédito en la historia reciente del país.

Trujillo declaró hace pocos días “hace bien Correa en no venir (al país) porque si viene y lo ven en la calle lo podrían arrastrar como Alfaro”. Semejante declaración pasó por alto en los medios de comunicación. Al menos se trata de una apología a la violencia que habla bastante del tipo de individuos que gobiernan. Algunos observadores explican que el odio hacia Correa es porque representó un freno a la política anexionista comercial y política de Estados Unidos. Creo que la cosa es más simple que eso. Lo que jamás perdonarán a Correa es haber eliminado la semiesclavitud de las empleadas domésticas y encima haber permitido que sus hijos puedan ir a la misma escuela que los hijos del patrón. Y eso es lo que no soportan. Los señoritos añoran el país de los sirvientes y de los oficios heredados. A nuestra oligarquía le importa un bledo la soberanía, las instituciones, la democracia, los pobres… El edificio cultural de su dominación política estaba siendo desmontado y ahora están dispuestos a todo para restaurarlo. Para eso ya tienen un huasicama en Carondelet.

Lo que se constata es que la tarea de Trujillo y sus acólitos por descorreizar el país ha sido infructuosa, de hecho han conseguido todo lo contario. La figura de Correa sigue marcando los tiempos políticos del país. Las muestras de solidaridad han sido algo que el régimen de Moreno no se esperaba y ha reaccionado apresuradamente creando incluso una tensión diplomática con Venezuela y Bolivia. Sin embargo las mismas muestras de solidaridad de parte de parlamentarios franceses y españoles no han sido rechazadas por el Canciller. Repentinamente Moreno se muestra más preocupado por la democracia de Venezuela. Queda claro que la política exterior del país se está redefiniendo y alineándose a la corriente conservadora de la región.

En su momento ya se denunció que detrás de la consulta popular se escondía un golpe de estado. Lo que Moreno no sabe es que el golpe aún no ha terminado. Creo que una vez acaparado el poder por la derecha, él también será echado del poder. La conspiración habitaría en el seno del gobierno. Aquellos que ahora aparecen como valientes escuderos de la triste figura de Moreno son quienes estarían preparando su defenestración. El neoliberalismo será restaurado, quizás. Lo cierto es que el país entra en un ciclo de agitación social que debe llevar a la emergencia de una alternativa progresista libre de los fantasmas de la izquierda del reparto.

Por: Carlos Guevara Ruiz

 

Charger d'autres articles liés
Charger d'autres écrits par miopinion
Charger d'autres écrits dans Non classé

Laisser un commentaire

Consulter aussi

Impasse diplomático de Ecuador, Venezuela y Bolivia?

Desde que Juan Sebastián Roldán fue nombrado Secretario Particular de la Presidencia su fa…